Carreteras federales de mayor riesgo para el autotransporte

La inseguridad en las carretas del país sigue como uno de los principales lastres del transporte, si no la federal 150D México-Puebla-Veracruz la más riesgosa para el traslado de mercancías, al presentar el mayor número de focos rojos de incidencia delictiva.

Con un total de 17 puntos de alta incidencia delictiva, como Cuautitlán Izcalli y Huehuetoca, esta vialidad federal es la de mayor riesgo, de acuerdo con un análisis de riesgo contra el autotransporte de carga, realizado por Círculo Logístico.

Además, señala que a nivel nacional las carreteras federales 57D Polotitlán – Querétaro – Chamapa; 85D Tecámac – Ecatepec; y 450 León – Celaya también muestran alto focos de riesgo.

El informe, presentado en el marco de Top Flotillas y LOGEX por Héctor Romero, vicepresidente de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Coparmex CDMX y presidente de Círculo Logístico, señaló que en el último mes se presentó un ligero decremento en el robo a transportista.

Sin embargo, destacó que, de julio de 2022 a julio de 2023, este delito presentó un incremento de 10.1%, principalmente en Puebla (al pasar de 2.42 a 3.27); y la incidencia se concentró en la zona centro del país.

 

 

“La seguridad en el país vive un momento crítico”, advirtió Romero, por lo que es necesario concientizar a las empresas del sector para apoyarse en las mejores herramientas y mejores prácticas para prevenir el robo de mercancías.

El especialista señaló que las cifras oficiales ubican a Puebla, Estado de México y Guanajuato como los estados con mayor concentración de asaltos al transporte.

No obstante, agregó que el Bajío, la zona metropolitana de Guadalajara y el norte del país también presentan focos rojos de inseguridad. Señaló el ejemplo de la carretera La Ribereña, de Nuevo Laredo hasta Reynosa en Tamaulipas, donde no sólo el transporte de carga presenta una elevada vulnerabilidad ante la delincuencia organizada, sino también el transporte de pasajeros.

Precisó que el robo al autotransporte mantuvo una tendencia al alza desde 2015 hasta 2018, siendo noviembre de ese último año el que registró la tasa más elevada; y que a partir de septiembre de 2022 se registró un incremento constante hasta diciembre del mismo año, posteriormente descendió y repuntó durante marzo del 2023.

Romero, destacó que entre las modalidades más usadas en el robo al transporte en carreteras se encuentran el uso de patrullas clonadas, los retenes falsos; el amago del operador al realizar paradas no autorizadas; y el uso de los jammer (dispositivo para bloquear las señales de comunicación del vehículo).

¿TIENES DUDAS O PREGUNTAS?

TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR

CONTÁCTANOS

y te mantendremos actualizado de las novedades de la Industria para la formación de tus operadores.