Planificación óptima de rutas y viajes para Operadores de Tractocamión

En la industria del transporte de carga, la planificación de rutas y viajes es un factor clave para el éxito de los operadores de camiones. La optimización de estas rutas no solo permite una mayor eficiencia en el uso de recursos, sino que también puede reducir costos y mejorar la satisfacción del cliente.

Para lograr una planificación óptima de rutas y viajes, es necesario contar con herramientas y tecnologías avanzadas que permitan una gestión eficiente y precisa. En este sentido, existen soluciones especializadas que ofrecen una amplia variedad de funcionalidades para maximizar el rendimiento de los operadores de camiones.

Identificar detalladamente los aspectos esenciales de tu organización

Una de las principales ventajas de estas soluciones es la capacidad de generar rutas óptimas en función de múltiples factores, como la distancia, el tiempo de viaje, el tráfico y las restricciones de carga. Además, estas herramientas pueden ajustar automáticamente las rutas en tiempo real en caso de cambios imprevistos en las condiciones del camino o del tráfico:

Horarios (¿en qué momento del día trabajan?). Sabemos que muchas compañías tienen operaciones diurnas por sus múltiples beneficios (luz del día, seguridad, comodidad para los colaboradores, etc.). También entendemos que la logística nocturna es una opción viable para quienes buscan combatir los problemas del reparto diurno: tráfico, atrasos, ruido, calles cerradas y más. Dependiendo del modelo que manejes en tu organización, ten muy presente los factores que influyen en los horarios de distribución:

  • Horas de mayor congestión vehicular.
  • Horarios de trabajo de quienes forman parte de la cadena de distribución (proveedores, clientes, autoridades, etc.)
  • Reglamentación sobre la superficie y el peso máximo autorizado en los caminos.
  • Reglamentación y restricciones de acceso en el camino.
  • Seguridad de los transportistas.
  • Maniobras necesarias para distribuir y recibir la mercancía.

 

Compromiso logístico (¿Cómo son los compromisos de entrega?). El compromiso de entrega siempre va a determinar el tiempo “límite” que tienes para cumplirlas. La planificación de tus rutas debe tener como objetivo realizar los envíos en el tiempo pactado, ya sea a 24 horas, entre 48 y 72 horas, por prioridades o incluso por ventanas horarias. Ese compromiso de entrega va a ser el factor que determine qué tan rápidas deben ser las entregas, y cuánto estás dispuesto a invertir (y sacrificar) para llegar a tiempo.

  • Puntos de partida y de llegada (¿desde dónde sale la flota y hacia dónde va?) También es fundamental reflexionar sobre tu proceso logístico desde el punto de partida hasta el final: ¿Los vehículos salen al mismo tiempo o tienen diferentes momentos de salida?, ¿Salen de múltiples depósitos o de uno solo?, ¿Todos regresan al mismo lugar o se quedan en diferentes puntos?, ¿Tienen horarios diferenciados?, ¿Tienen bloques de tiempo de entrega?, ¿Cómo se organizan las zonas de entrega?.
  • Todo influye cuando quieres determinar la forma más eficaz de transportar lo que necesitas llevar del punto A al punto B. Lo cual nos lleva al siguiente punto…

Uso, capacidad y carga del vehículo

Otra funcionalidad importante es la capacidad de optimizar la carga de los camiones, lo que permite maximizar la capacidad de carga y minimizar el número de viajes necesarios para transportar la mercancía. Esto no solo reduce los costos operativos, sino que también reduce la huella de carbono al disminuir las emisiones de gases contaminantes. Considera los siguientes factores:

Tendencias de uso de cada vehículo o camión

  • Debes llevar un registro exhaustivo de los tiempos de viaje
  • Inactividad
  • Carga y descarga
  • Espera
  • Mantenimiento
  • Reparación
  • Entrega retrasada

Apóyate de sistemas de planeación de ruta y de la telemetría para mejorar tus operaciones. Puedes contratar un software y también recurrir a los sistemas de telemetría incluidos en tus camiones y/o vehículos para recopilar métricas, combinándolos con los registros de tus colaboradores para entender el promedio de tiempo que toma cada actividad, y partir de ahí identificar qué áreas de oportunidad necesitas atender; por ejemplo, ¿Qué harías si notas que las cargas duran más de lo que deberían? ¿o cómo evitarías que los vehículos pasen demasiado tiempo estacionados sin generar ingresos?

  • La capacidad del vehículo (distribución de peso y volúmenes). Antes de que tus conductores salgan al camino, evalúa detalladamente la capacidad de cada vehículo. Recuerda que el objetivo es llevar la mayor cantidad posible de mercancía, pero siempre manteniendo una buena distribución del peso para que no haya desequilibrios ni superen el peso máximo permitido por ley. Este proceso empieza desde la gestión de tu almacén.
  • Carga de mercancía (clasificación y acomodo estratégico) Al cargar las mercancías debes organizar los paquetes de la forma más conveniente posible (en caso de tener varias entregas en un mismo viaje). Clasificar y acomodar estratégicamente la mercancía ayudará a tus colaboradores a ubicarlos fácilmente cuando tengan que entregarlos, y reducirá la cantidad de tiempo invertido en cada parada.

Verificar la disponibilidad y asignación de conductores

Por último, pero no menos importante, están los conductores. Ellos son la pieza fundamental para garantizar cada recorrido. Y si quieres que su trabajo sea más eficiente, debes saber exactamente quiénes están disponibles para realizar entregas en intervalos de tiempo determinados.

Lo más probable es que necesites un software o programa de planificación para diseñar el itinerario de tus conductores y así administrar su tiempo de manera más eficaz. Debes tomar en cuenta factores condicionantes como:

  • La ubicación del operador.
  • Los periodos de descanso que debe tomar cuando su jornada sea de dos días consecutivos.
  • Los cambios de turno, en caso de que maneje rotaciones entre los turnos matutinos y vespertinos.
  • Los días libres y vacaciones.
  • El número total de horas trabajadas, para asignar equitativamente las jornadas de trabajo entre los conductores.

Conociendo el panorama completo de tus colaboradores puedes organizar y asignar trabajos con la seguridad de que estarán viajando adecuadamente, recorriendo el trayecto en el menor tiempo posible y respetando también sus condiciones laborales.

Queremos cerrar externando que no solo debes esforzarte por establecer los mejores trayectos y horarios, sino también por monitorear el comportamiento de conducción de los operadores.

Algo que puedes hacer es equipar tu flotilla con unidades que contienen sistemas de telemetría para ver su ubicación en tiempo real, para identificar si los conductores están respetando el plan de ruta, si realizan cualquier desvío y si cumplen con las entregas en tiempo y forma.

 

 

En definitiva, la planificación óptima de rutas y viajes es un factor clave para el éxito de los operadores de camiones en la industria del transporte de carga. Las soluciones avanzadas ofrecen una amplia variedad de funcionalidades para maximizar el rendimiento y reducir costos operativos, lo que se traduce en una mayor satisfacción del cliente y una mayor rentabilidad para el negocio.

¿TIENES DUDAS O PREGUNTAS?

TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR

CONTÁCTANOS

y te mantendremos actualizado de las novedades de la Industria para la formación de tus operadores.